6. Etapa: Cruzar Finlandia y no morir en el intento.

IMG_0650

Hay muchas razones para morir en Finlandia y, ninguna, lo suficientemente buena como para hacerlo.

En Finlandia, encima de la moto, puedes morir de aburrimiento por la continua recta con infinidad de cambios de rasante que cruza Finlandia y que puede matarte de aburrimiento o, por los cabrones de ciervos y renos, que les da por cruzar sin mirar si hay tráfico o porque circulan en sentido contrario al de los coches. Deben ser renos y ciervos del Reino Unido. También puedes morir asesinado por los millones de mosquitos chupasangres del país o por la incesante lluvia que te hace ir haciendo acuaplaning en los charcos de la carretera y que podrían permitirte estamparte contra alguno de los millones de pinos que hay allí, o ahogado en uno de los 187.888 lagos que hay en el país.

Pero bueno, eso es solo la carretera. Finlandia no es la torturadora carretera, sino su gente, sus paisajes, su comida, las saunas finlandesas y las interesantes culturas locales.

La primera parada la hago en Karigasniemi, un minúsculo pueblo, nada más pasar la frontera con Noruega. Allí me esperan una pareja de 64 años, Matti y Helga. Son maravillosos, ellos se molestan en que conozca la deliciosa carne de reno, los peces de río de la zona, todos los tipos de bayas silvestres que colectan y comen. Me llevaron a dar una vueltilla en Kayak por el río más importante para pescar Salmón de Europa, o eso me decía Matti. Luego sesión de sauna, cena tradicional en un Tee-pee local, comiendo en una especie de laminas de madera que se usan como platos, y un largo etc.

DCIM100MEDIA

De ahí a Tornio, donde Jarko, motero y couchsurfer, me llevó también a probar el pescado ahumado de la región y la hamburguesa de reno ahumado que, entre risas, me decía que ningún no-couchsurfer llega a ese bar para probar las mejores hamburguesas de reno de la región. Y he de darle la razón. Couchsurfing te lleva, sin esperarlo, a sitios insospechados.

Después Tampere, allí Sointu, profesora de secundaria y madre de dos adolescentes, me invitó a pasar un par de días con su familia. Era nueva en couchsurfing y quería que les explicase y mostrase en lo que consistía esta web de viajeros. Tanto ella como su pareja, me mostraron la ciudad de Tampere, una ciudad industrial que trata de compaginar industria y turismo como ejes frontales de su economía local. Será porque a mi las ciudades industriales y post industriales me recuerdan a casa, pero me gustó mucho. Todas esas fábricas de ladrillo rojo y formas curiosas que algunas hoy en día son museos o se han reconvertido en otras cosas,

IMG-20150802-WA0002

Durante la visita turística, incluso tuvimos tiempo para coger algunas setas en un parque. Sí,sí, en un parque, aquí las setas y las bayas salen en cualquier sitio y son de quien las coja. Increible y buenísimas. Algo bueno tenía que tener la basta naturaleza de Finlandia.

Con ellos subo a la torre más alta de Tampere y así descubro como en Finlandia los bosques se meten en las ciudades, parece que estén colonizandolas con sus verdes copas entrando cual dedos intentando agarrar parte de la ciudad. Me resultaba precioso verlo. Quizás por ser tan diferente a la desforestada España.

De Tampere pasé a Pori dos días muy tranquilos en casa de Eva, es una persona muy relajada, con un pasado escalofriante que prefiero no narrar, pero espero que con un futuro prometedor. La verdad es que me da lástima que haya tantos casos de vidas tan duras por culpa de sus parejas. Y me sorprende muchísimo, aun hoy en día, el dependentismo de la gente, ya sea emocional, cultural, económico o social.

En fin, no está mal que entre tanto pasarlo bien, haya alguna experiencia que te devuelva a la Tierra y a ver la mezquindad de la condición humana que sigue educando en valores coercitivos, camuflados en la gran mentira de la positiva idea de la tradición y la multiculturalidad. Creo que debería escribir algo sobre esa idea algún otro día…

Bueno, después de esa experiencia, le tocaba el turno a Helsinki, donde me esperaba la maravillosa Judit Sziva. Una couchsurfer que conocí y alojé en Bilbao y que me cautivó con su energía, positivismo y belleza. Y con la que he podido descubrir Helsinki y tomarme un montón de cervezas para pasar el anterior mal trago. Dicen que el alcohol ayuda a olvidar. Yo no me olvido. Pero por lo menos disfruto de su sabor y de la alegría de compartirlas. Eso sí, el presupuesto en Helsinki se me ha disparado, los precios en Finlandia siguen siendo prohibitivos. debería haber esperado a Estonia, pero, cuando las cosas surgen… a por ellas!

IMG_0650

El día antes de pasar Estonia Judit me quiere presentar a su amigo; me pregunta si conozco Sluntdog (no sé ni si se escribe así); por supuesto: Ni puta idea. Bueno, da igual, el tema del famoseo nunca ha sido lo mio, así que me presente a qien quiera que para mí va a ser una persona más, una persona llana, sencilla, muy bromista y con la que me lo pasé genial y compartimos muchas batallitas…. Y la grande: “a,a,ar are u from Finland?” Bueno, esa creo que solo la descubrirán los más allegados cuando se la cuente en persona. jajajaja…. Menudo personaje más genial. Y claro, la peña le paraba por la calle y otros DJs le invitaban a fiestas y yo…. pues le vacilaba, como vacilo a todo cristo. Así que de esa manera conocí a DJ Vlader en Helsinki, por casualidades de la vida, o porque perdió el avión de vuelta, por una increible borrachera.

IMG_0677

Me dio pena dejar a Judit triste cuando me iba, porque no iba a poder participar en el campeonato de Workout con el que estaba entusiasmada, pero bueno, sabía yo que le saldrían otros proyectos y oportunidades en seguida. Ella es una de esas personas a la que las cosas no le pueden salir mal. Cuatro días después (estando en Kaunas escribiendo este post) me dice que ya le han ofrecido varios nuevos proyectos…. ¡¡¡felicidades Judit!!! con una actitud tan positiva ante la vida, no podía ser de otra manera…

One thought on “6. Etapa: Cruzar Finlandia y no morir en el intento.

  1. Isi

    Parece que Finlandia ha sido la más interesante en cuanto a experiencias y trato con gente, no?
    Hasta ahora todos los finlandeses que he conocido me han caído genial, me atrae mucho este país , si no fuera tan caro….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>